por y para periodistas ciudadanos de investigación

Rusos en Venezuela: Lo Que Sabemos Hasta Ahora

abril 4, 2019

Por Giancarlo Fiorella

Twitter se encendió el 23 de marzo del 2019 con imágenes que mostraban dos aviones rusos en el aeropuerto internacional Simón Bolívar en Maiquetía, al norte de Caracas. Las imágenes también mostraron un grupo de individuos en uniforme desembarcando de uno de los aviones, y también cargamento siendo sacado del otro.

Maria Zakharova, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, dijo que los individuos eran “especialistas” que habían llegado al país como parte de un “acuerdo bilateral de cooperación técnico-militar” entre Moscú y Caracas, y que se quedarían en el país “mientras el gobierno de Venezuela los necesite”.

La llegada del personal ruso reverbero por medios locales e internacionales dada la alta tensión política en Venezuela.

El 23 de enero de este año, Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional, tomó el título de presidente encargado después que la legislatura encontró que el presidente Nicolás Maduro había “usurpado” su título después de una elección controversial el año pasado. Desde ese entonces, han habido llamadas para que Maduro renuncie como Presidente de Venezuela, y para que se lleven a cabo elecciones libres y justas para elegir a su re-emplazamiento. La declaración de Guaidó del 23 de enero también ha tenido el efecto de dividir la comunidad internacional en dos campos. Los Estados Unidos, la gran parte del Grupo de Lima y muchos países Europeos reconocieron a Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela, mientras que Rusia, China y Cuba han reiterado su apoyo a Maduro como el líder del país.

Dentro del contexto de este interés internacional en Venezuela, la llegada del personal ruso el 23 de marzo es evidencia del apoyo de Moscú al gobierno de Maduro durante esta etapa crítica de su presidencia.

 

Lo Que Sabemos

El 23 de marzo, dos aviones rusos aterrizaron en el aeropuerto internacional Simón Bolívar en Maiquetía, el cual se encuentra al norte de Caracas. Los aviones eran:

Los viajes de ambos aviones fueron rastreados por un usuario de Twitter llamado @Yoruklsi. Ambos aviones volaron desde Siria a Senegal, con el Il-62 llegando a Siria desde Moscú el 22 de marzo. Ya en Senegal, @YorukIsik estimó correctamente que los aviones viajarían a Venezuela basado en vuelos similares hechos por aviones rusos en el pasado.

Abajo, el resumen del viaje de los dos aviones a Venezuela.

Desde la izquierda a la derecha: El Il-62 comienza su viaje desde Siria sobre el mar Mediterráneo empezando aproximadamente a las 8:23 PM UTC el 22 de marzo; entra el espacio aéreo de Senegal un poco antes de las 4:35 AM UTC el 23 de marzo; y vuela al sur de la isla de Barbados hacia Venezuela aproximadamente a las 1:10 PM UTC el 23 de marzo (Imágenes cortesía de Flightradar24).

Desde la izquierda a la derecha: El An-124 comienza su viaje desde Siria sobre el mar Mediterráneo empezando aproximadamente a las 8:37 PM UTC el 22 de marzo; entra el espacio aéreo de Senegal aproximadamente a las 5:15 AM UTC el 23 de marzo; y vuela al sur de la isla de Barbados hacia Venezuela aproximadamente a las 3:57 PM PM UTC el 23 de marzo (Imágenes cortesía de Flightradar24).

Imágenes de los dos aviones después de su aterrizaje:

El Il-62 aterrizó en el aeropuerto internacional Simón Bolívar antes que el An-124. En el video de abajo se puede observar el An-124 llegando al aeropuerto; al final del video, el Il-62 se puede ver ya estacionado:

Cuando fueron fotografiados, los aviones se encontraban en una sección del aeropuerto (en la caja azul, abajo) cerca del hangar presidencial, el cual se usa para recibir a dignatarios extranjeros (nota: para ver una geolocalización detallada de los aviones, vean este artículo de DFRLab):

El aeropuerto internacional Simón Bolívar. El área donde los dos aviones fueron fotografiados está resaltada con la caja azul. Note la alfombra roja en la parte derecha de la imagen, indicando donde se encuentra el hangar presidencial (Imagen cortesía de Google Earth/DigitalGlobe).

Basado en información de fuente abierta, el Il-62 trajo al menos dos decenas de individuos, con medios reportando que el número fue aproximadamente 100.

El An-124 bajo su carga a camiones que lo esperaban en el aeropuerto:

El S-300VM

En un hilo de Twitter, @SerbinPont hizo una conexión entre la llegada del personal ruso con una imagen de satélite proveniente de @ImageSatIntl (iSi). De acuerdo a iSi, una imagen del 20 de marzo muestra actividad del S-300VM sistema antiaéreo en la base aérea Capitán Manuel Ríos en el estado Guárico:

iSi también detectó el S-300VM en la misma base en febrero de este año:

@SerbinPont propuso la teoría que la llegada del personal ruso puede estar conectada a la operación del S-300VM, y resaltó que desde la base el sistema puede cubrir centros de población en Venezuela, incluyendo a Caracas y Valencia, tanto como otras instalaciones militares.

El ex-presidente Hugo Chávez compró un número de sistemas S-300VM de Rusia en el 2009, según se informa como parte de un acuerdo que incluyó un préstamo de $2 millardos de Moscú. El S-300VM se estrenó en Venezuela durante un desfile militar en Caracas el 19 de abril del 2013. Recientemente apareció también en un desfile militar en la capital el 5 de julio del 2018.

No hay información de fuente abierta disponible que indique una conexión entre la llegada del personal ruso y las operaciones del S-300VM en Venezuela.

 

Conexiones Anteriores

Un chequeo de FlightRadar24 muestra que el Il-62 (RA-86496) y el An-124 (RA-82035) han estado en Venezuela antes.

El Il-62 estuvo en el país por pocas horas entre el 2 y 3 de marzo de este año. El avión también visitó a Venezuela este pasado 10 de diciembre acompañado por dos Tu-160 bombarderos estratégicos y el An-124 (RA-82035). Los cuatro aviones fueron bienvenidos al aeropuerto internacional Simón Bolívar por el jefe de las fuerzas armadas de Venezuela, y permanecieron en el país por poco tiempo.

Un tweet de la cuenta oficial del ejército de Venezuela mostrando los bombarderos, la delegación venezolana que los recibió, y sus colegas rusos:

Los cuatro aviones aparecen en la imagen de satélite de abajo durante su viaje a Venezuela del 10 de diciembre del 2018:

Los dos Tu-160, el An-124 y el Il-62 fueron fotografiados en el aeropuerto internacional Simón Bolívar durante esa visita:


Análisis

La presencia de personal “militar-técnico” ruso en Venezuela por un periodo de tiempo indefinido convierte a Venezuela en un posible punto geopolítico crítico, ya que es contraria a los esfuerzos e intereses de los Estados Unidos en el país.

La Casa Blanca ha respondido a la llegada del personal ruso tersamente. El 25 de marzo, el secretario de estado Mike Pompeo tuvo una conversación con el ministro de relaciones exteriores ruso Sergey Lavrov, a quien le dijo que los Estados Unidos “no se quedaría con los brazos cruzados mientras Rusia agrava la tensión en Venezuela”. El 27 de marzo, el presidente Donald Trump dijo que “Rusia tiene que salirse” de Venezuela, mientras que el vicepresidente Mike Pence llamó la llegada del personal una “provocación”.

Más recientemente, la Casa Blanca publicó un comunicado el 29 de marzo calificando la llegada de “equipamiento y personal militar ruso” a Venezuela “una amenaza directa a la paz y la seguridad de la región”.

Por su parte, Rusia ha defendido el hecho diciendo que se adhiere a “marcos legales bilaterales e internacionales” de cooperación. El 29 de marzo, la compañía rusa Rostec confirmó que había abierto un centro de entrenamiento para pilotos de helicóptero en Venezuela. No hay información de fuente abierta disponible para confirmar si la llegada del personal ruso el 23 de marzo y la creación del centro de entrenamiento están relacionados.

La llegada del personal ruso es la señal más clara hasta el momento de que el gobierno de Rusia está dispuesto a seguir apoyando al presidente Maduro. Aunque Rusia ha sido un recurso financiero importante para el gobierno de Maduro en el pasado, la llegada del personal ruso a Venezuela en una manera tan visible probablemente es una señal a la comunidad internacional que Moscú todavía esta al lado de Maduro.

Giancarlo Fiorella

Giancarlo es un investigador y entrenador para América Latina de Bellingcat. También es un candidato de PhD en el Centro de Criminologia y Estudios Sociolegales en la Universidad de Toronto, donde sus intereses están enfocados en respuestas policiales al desorden publico y el conflicto civil.

Si tienen preguntas o ideas para artículos, pueden contactarlo a través de su e-mail giancarlo@bellingcat.com, o por Twitter (@gianfiorella).

Únase a la lista de correo de Bellingcat:

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir una digestión semanal de publicaciones de Bellingcat, enlaces a artículos de investigación de código abierto y más.

Apoyar Bellingcat

Puede apoyar el trabajo de Bellingcat al donar a través del siguiente enlace:

Deja una respuesta

  • (no será publicado)