por y para periodistas ciudadanos de investigación

Llamas en la Frontera: Analizando las Confrontaciones Fronterizas en Venezuela del 23 de Febrero

marzo 10, 2019

Por Bellingcat Investigation Team

El Sábado 23 de febrero del 2019, cientos de voluntarios y activistas esperaban poder llevar más de 600 toneladas de ayuda humanitaria a Venezuela por dos puentes que conectan del departamento de Norte de Santander en Colombia con el estado Táchira en Venezuela, y por una carretera que conecta el estado de Roraima con el estado Bolívar en Brasil y Venezuela, respectivamente. El evento formaba parte de la confrontación política entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición venezolana, liderada por el parcialmente reconocido presidente interino Juan Guaidó.

En las semanas antes del evento, el gobierno de Maduro hizo abundantemente claro que no dejaría entrar la ayuda humanitaria al país. Para que la maniobra de la oposición funcionara, las autoridades venezolanas resguardando las fronteras del país tendrían que desobedecer las órdenes de Caracas y dejar entrar la ayuda humanitaria.

Al llegar la noche del 23 de febrero, cuatro personas estaban muertas y cientas más heridas; las autoridades Colombianas decían que al menos 60 soldados y policías venezolanos habían escapado hacia Colombia, y ninguno de los camiones con la ayuda humanitaria había logrado llegar a su meta en Venezuela. El tumulto llegó a su clímax en el Puente Internacional Francisco de Paula Santander cuando dos de los camiones fueron consumidos por llamas mientras las autoridades venezolanas y manifestantes se enfrentaban durante la tarde.

Los eventos del 23 de febrero se desarrollaron en varios sitios en ambos lados de la frontera de Venezuela con Colombia y con Brasil. Este artículo se enfoca en cuatro de esos sitios: la ciudad de Ureña, Puente Internacional Francisco de Paula Santander, el Puente Internacional Simón Bolívar, y la ciudad de Santa Elena de Uairén.

 

La Ayuda Humanitaria en Contexto

El intento de llevar ayuda humanitaria a Venezuela ocurrió durante una época sin precedente en la historia del país.

Considerando que la elección presidencial del 20 de mayo del 2019 fue ilegítima, la Asamblea Nacional bajo el control de la oposición anunció el 5 de enero de este año que no iba a juramentar al presidente Maduro a su segundo periodo presidencial en un acto que debería llevarse a cabo el 10 de enero. El 15 de enero, la Asamblea Nacional declaró formalmente que el presidente Maduro había “usurpado” el poder; el 23 de enero, el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó asumió la presidencia del país de manera interina, dejando a Venezuela con dos jefes de estado.

Después de la declaración de Guaidó del 23 de enero, la oposición comenzó a concretar planes para montar una operación de ayuda humanitaria al nivel internacional, la cual los Estados Unidos rápidamente llegó a liderar. El 25 de enero, la Casa Blanca nombró a Elliott Abrams como su encargado especial para Venezuela. En una maniobra emblemática de la profunda fisura política en Venezuela, el gobierno de Maduro reaccionó publicitando sus propios esfuerzos humanitarios, y recibió 7.5 toneladas de insumos médicos de Rusia a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 21 de febrero.

Mientras el gobierno de los Estados Unidos comenzó a almacenar ayuda humanitaria en Colombia, Maduro hizo varios comentarios a los medios diciendo que los venezolanos no necesitaban ayuda porque “no [son] mendigos”, y que consideraba que la ayuda humanitaria era “un mensaje de humillación” de la Casa Blanca. Maduro también dijo en declaraciones televisadas que la ayuda humanitaria traía comida “podrida y contaminada”, y dijo que la campaña formaba parte de un plan para entregar a Venezuela a los Estados Unidos.

El 22 de febrero, Maduro ordenó el cierre de tres puentes conectando el departamento Norte de Santander en Colombia con el estado Táchira en Venezuela, junto con el paso fronterizo con Brasil. Cuando los camiones de ayuda humanitaria comenzaron su viaje la mañana del 23 de febrero, sus más probables pasos fronterizos estaban cerrados.

Ureña

Las confrontaciones entre manifestantes y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) comenzaron en las horas tempranas del 23 de febrero en la ciudad de Ureña, la cual se encuentra en la frontera con Colombia en el estado venezolano de Táchira. Ureña está conectada a la ciudad de Cúcuta en Colombia por el puente Santander. Las dos ciudades se encuentran en lados opuestos del río Táchira, el cual actúa como la frontera entre Venezuela y Colombia en esa área.

Cúcuta a la izquierda y Ureña a la derecha. El río Táchira separa a los dos países. El puente Santander se encuentre en el centro de la imagen y separa a las dos ciudades (Fuente: Google/Digital Globe)

Algunos de los enfrentamientos más severos se llevaron a cabo en una sección de tres cuadras al este de la aduana venezolana. Ahí, soldados de la GNB lanzaron bombas lacrimógenas a manifestantes quienes estaban tratando de abrir el paso hasta la frontera con Colombia ubicada a una corta distancia para dejar entrar la ayuda humanitaria. Algunos de estos enfrentamientos fueron capturados por camarógrafos quienes reportaron en vivo desde la ciudad durante gran parte de la mañana.

La calle donde las confrontaciones se llevaron a cabo en Ureña, usando video grabado por Global News como referencia. La caja amarilla representa la ubicación aproximada de la GNB durante la mañana (imagen de satélite de Google/Digital Globe).

En un punto durante la mañana, los manifestantes tomaron control de un autobús del estado Táchira y comenzaron a empujarlo hacia la barricada de la GNB que se encontraba en la dirección de la aduana:

Los manifestantes también tomaron control de un segundo autobús con el mismo propósito. Después de incendiar el autobús, algunos de los manifestantes intentaron empujarlo hasta la barricada de la GNB, pero perdieron el control del vehículo y lo estrellaron contra un edificio:

Al menos veinte personas resultaron heridas durante los enfrentamientos en Ureña ese día.

Puente Santander

Al lado opuesto del río Táchira, aproximadamente a un kilómetro de distancia de donde ocurrieron los enfrentamientos en Ureña, un grupo de camiones intento cruzar el Puente Francisco de Paula Santander un poco antes de la 1:00 PM. El grupo estaba compuesto de cuatro camiones.

Imagen de satélite del puente Santander que conecta a Colombia con Venezuela (Fuente: Google/Digital Globe).

El puente había sido fuertemente obstruido por las autoridades venezolanas en espera de la ayuda humanitaria. En el video de abajo, activistas tratan de convencer a la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que se retire del puente para dejar pasar a los camiones:

Superados numéricamente por los activistas, la PNB se vio forzada a retirarse de sus posiciones en el puente. Mientras los activistas avanzaban, quitaban las barricadas del puente:

La PNB formó una línea en el lado venezolano del puente para no dejar entrar a los camiones. Los camiones empezaron a cruzar el puente hacia Venezuela aproximadamente a las 12:48 PM hora local, y se quedaron en el puente cuando los enfrentamientos entre al PNB y los manifestantes comenzaron.

El video que se ve abajo fue capturado por una cámara de seguridad en Colombia enfocada hacia el puente. La cámara capturó el momento en el cual la PNB disparó gas lacrimógeno hacia los camiones por primera vez, lo cual causó que los manifestantes en los vehículos se retiraran:

Los cuatro camiones ahora se encontraban en una tierra de nadie entre la PNB y los manifestantes, mientras que el último camión en la fila se quedó rodeado de manifestantes. Como fue resaltado por la organización Colombia Check, tres de los camiones cruzaron la frontera y entraron a Venezuela.

A medida que se desarrollaron los enfrentamientos en el puente, uno de los camiones se incendió. Las llamas eventualmente afectaron a un segundo camión. Reportes preliminares desde la escena indicaron que el incendio fue precipitado por una munición de gas lacrimógeno disparada por las autoridades venezolanas. Existen reportes de municiones de gas lacrimógeno causando incendios, y un cartucho de gas lacrimógeno fue grabado causando un incendio en un campo norte del puente Simón Bolívar ese mismo día (entre 5:10:30 y 5:11:13 en este video).

La información de fuente abierta examinada en este artículo no está completa: no muestra el instante que inició el incendio. Por está razón, no es posible hacer una determinación definitiva sobre la causa de las llamas. Sin embargo, la evidencia disponible si sugiere la posibilidad que el incendio comenzó cuando un cóctel Molotov lanzado hacia la policía por un hombre en el puente falló el objetivo.

Un trío de videos grabados desde tres puntos de vista diferentes en y cerca del puente Santander nos permite crear una cronología de los minutos antes y después de que comenzó el incendio.

Periodistas con Noticias Uno capturaron el momento en el cual un hombre lanzó dos cócteles Molotov a la PNB. En el video de abajo, note que el primer Molotov se dirige hacia la barricada de la policía, pero que el segundo se dirige hacia la derecha:

Note que en el video de Noticias Uno hay un hombre con una gorra blanca que alza sus manos en el aire sorprendido (resaltado en rojo) cuando ve que el hombre lanza el primer cóctel Molotov. Note también que un poco detrás y a la derecha del hombre con el gorro blanco hay un micrófono (resaltado en azul):

El micrófono le pertenece al camarógrafo de Fernando del Rincón con CNN En Español. Video grabado por este camarógrafo capturó el mismo instante en el cual el hombre con el gorro blanco alza sus manos en el aire (resaltado en rojo):

El video de CNN En Español también muestra que Del Rincón se montó en un camión azul, y que después de unos segundos se baja del mismo para acercarse al incendio, el cual ya había llamado la atención de gente en el puente:

Arriba: Una imagen del video de CNN En Español mostrando a Del Rincón bajándose del camión azul. Abajo: Una imagen del video de camara de seguridad mostrando ese mismo instante (en amarillo; note que el círculo rojo es original al video).

Sincronizando los tres videos—el de Noticias Uno, el de CNN En Español y el de la cámara de seguridad—nos deja estimar que el cóctel Molotov que pudo haber causado el incendio fue lanzado aproximadamente a las 1:52:24 PM hora local, de acuerdo con la hora que aparece en el video de la cámara de seguridad.

Estos son los pasos que tomamos para llegar a esta conclusión:

  • El hombre con la gorra blanca alza sus manos en sorpresa cuando el primer cóctel Molotov es lanzado a 0:16 en el video de Noticias Uno.
  • El hombre con el gorro blanco alza sus manos en sorpresa en el video de CNN en Español a 0:01. Del Rincón se baja del camión azul cincuenta y nueve segundos después.
  • De acuerdo con la hora que aparece en la cámara de seguridad, Del Rincón se baja del camión azul a las 13:53:23 PM. El Molotov fue lanzado cincuenta y nueve segundos antes, aproximadamente a las 1:52:24 hora local.

Aquí, los tres videos sincronizados:

De acuerdo con la hora que aparece en el video, las llamas son visibles por primera vez a las 1:52:57 PM. Cuando aparecen las llamas, un hombre parado en la parte trasera del camión se agacha.

Crucialmente, el video de la cámara de seguridad se corta entra las 1:39:17 PM y las 1:52:45 PM, veinte y un segundos después que el hombre en el puente lanza el Molotov. El hecho que estos veintiún segundos de video no están disponibles es la razón por la cual no podemos decir definitivamente que el cóctel Molotov causa el incendio.

Bellingcat contactó a la autoridad Colombiana de migración pidiendo el video completo, pero no recibió respuesta antes de la publicación de este artículo.

La cámara de seguridad si capto el momento en el cual el mismo hombre lanza otro cóctel Molotov hacia la policía aproximadamente veinte minutos más temprano, a las 1:32:38 PM. Ese Molotov también falló el objetivo, y parece impactar contra el tope de uno de los camiones. Las llamas se extinguieron rápidamente, lo cual sugiere que el Molotov impacto sobre el techo metálico del vehículo:

El incendio de los camiones precipitó un debate polémico tanto en Venezuela como en la región, con el gobierno y la oposición culpando al otro lado por causar el incendio deliberadamente. Aunque la información de fuente abierta disponible en este momento no permite hacer una determinación definitiva sobre quién o qué causó el incendio, si apunta a la posibilidad que el incendio fue causado por un cóctel Molotov lanzado a la PNB que falló el objetivo e impactó contra o cerca de el camión que se incendió.

 

Puente Simón Bolívar

El Puente Internacional Simón Bolívar conecta a Cúcuta con la ciudad de San Antonio del Táchira en Venezuela, y se ha hecho sinónimo con el éxodo venezolano ya que es frecuentemente usado como punto de salida por emigrantes yéndose de Venezuela.

Imagen de satélite mostrando el puente Simón Bolívar sobre el río Táchira, el cual sirve como frontera entre Colombia (a la izquierda) y Venezuela (a la derecha) (Fuente: Google Earth/Digital Globe)

El puente fue la escena de varias defecciones por parte de soldados y policías venezolanos durante el día. Las primeras defecciones ocurrieron un poco después del amanecer, cuando dos tanquetas Norinco VN-4 de la GNB aceleraron hacia el lado colombiano del puente. En los vehículos iban tres soldados de la GNB.

El vehículo que iba en el frente chocó contra varias barricadas que las autoridades venezolanas habían montado en el puente. Un grupo de personas en el sitio se tuvieron que alejar rápidamente, y al menos una mujer recibió una herida grave en su frente:

Después que los soldados entregaron sus armas, fueron llevados a Colombia por las autoridades de ese país:

En la tarde, otras defecciones fue captada en video, estás también involucrando tres soldados de la GNB. En el video, los tres soldados corren hacia el lado colombiano del puente. Uno de ellos alza su arma—probablemente una escopeta de perdigones—en el aire mientras se encuentra con un grupo de gente en el sitio. Aunque algunas de las personas golpean a uno de los soldados, la mayoría del grupo parece darle la bienvenida a los hombres:

Al final del día, las autoridades colombianas dijeron que al menos 60 personas con la GNB y la PNB habían escapado de Venezuela a Colombia.

 

Santa Elena de Uairén

No como los enfrentamientos que ocurrieron en la frontera con Colombia, los hechos cerca de la frontera con Brasil fueron fatales. En la ciudad de Santa Elena de Uairén, soldados con la GNB se enfrentaron contra manifestantes quienes se habían movilizado en apoyo al cargamento de ayuda humanitaria que se esperaba que entraría a Venezuela por el cruce fronterizo en Pacaraima.

Al final del día, al menos tres manifestantes estaban muertos y dos decenas de personas estaban heridas.

Algunos de los enfrentamientos en la ciudad fueron filmados por sus residentes. El video de abajo muestra cuando tres vehículos Norinco VN-4 de la GNB persiguen a un camión. A 1:00 en el video, el hombre que lo graba dice que “ellos” (los soldados de la GNB) habían matado a alguien:

De acuerdo con el cartel azul que aparece en el video, el mismo fue grabado dentro del hotel La Abuela. Una búsqueda de Google Maps por el negocio, corroborado por un video grabado en la misma calle días después, permite su geolocalización:

Un video probablemente grabado cerca del hotel capturó el momento en el cual un grupo de residentes cargaban a un hombre con trauma en la cabeza:

Más al sur, en el cruce fronterizo de Pacaraima, la GNB se enfrentó contra manifestantes que se acercaron al sitio—como hicieron los que se encontraron en la frontera entre Colombia y Venezuela—para abrir camino para la ayuda humanitaria.

Un periodista local grabó la escena desde este punto de vista:

View this post on Instagram

Entre las colinas y los árboles brasileños se refugian los venezolanos de las bombas lacrimógenas que lanza la GNB desde el lado de Venezuela . . .#URGENTE #23f Nuestro enviado especial de @factoresdepoder ; @carlosonbike nos continúa reportando desde la frontera entre Brasil y Venezuela #ayudahumanitaria . . #pacaraima #boavista #brasil 🇧🇷. #santaelenadeuairen #venezuela 🇻🇪. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . #colombia #tv #caracas #miami #travel #travelgram #usa #traveling #venezolanos #likeforlikes #likeforfollow #like4likes #venezolanosporelmundo #venezolanosenelextranjero #boy #showtv #gay #argentina #brazil #venezolanosenmiami #airport #cucuta @torrealba350yactivado @noticiastelemundo @uninoticias @elbrakix @karyna_crespo @caraotadigital @yusnaby @elgeorgeharris @venezolanos.py @noticiastelemundo @uninoticias

A post shared by Carlos Alonso Juarez H (@carlosalonsojuarez) on

Manifestantes y soldados de la GNB se enfrentaron ahí en la frontera entre Venezuela y Brasil, la cual está marcada por un monumento el cual se puede observar en este video:

El grupo de camiones que intento entrar a Venezuela por Pacaraima fue mucho más pequeño que los que se encontraron en la frontera con Colombia. En este video, un pequeño camión con ayuda humanitaria se acerca a la frontera con la ayuda de las autoridades brasileñas:

Conclusión

Los eventos del 23 de febrero amenazaron con llevar al conflicto entre el gobierno del presidente Maduro y la oposición venezolana a un choque armado. Ambos lados intentaron usar el caso de los camiones quemados como munición contra el otro, tratando de capitalizarse del evento antes de que las llamas en el puente Santander fueron extinguidas. Añadiendo más tensión a la situación es el interés que la comunidad internacional—y en particular el de los Estados Unidos—tiene en la crisis venezolana.

Aunque no definitiva dada la evidencia que existe, nuestra análisis de los camiones quemados en el puente Santander si añade detalles al caso más de la retórica política que saturó los medios en los días después del evento.

Eventos de alto perfil como los que atrajeron la atención del mundo a la fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil el 23 de febrero tienen la capacidad de precipitar decisiones al nivel nacional las cuales pueden tener consecuencias severas. Evidencia de fuente abierta como la que analizamos en este artículo pueden traer más claridad a situaciones que a primera vista pueden lucir caóticas, y dar información vital en las situaciones que mas la necesitan.

 

Este articulo fue escrito junto con Jake Godin de Newsy.

 

Bellingcat Investigation Team

Únase a la lista de correo de Bellingcat:

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir una digestión semanal de publicaciones de Bellingcat, enlaces a artículos de investigación de código abierto y más.

Apoyar Bellingcat

Puede apoyar el trabajo de Bellingcat al donar a través del siguiente enlace:

Deja una respuesta

  • (no será publicado)